viernes, 18 de diciembre de 2009

Fines y valores de la educación geográfica.

FINES Y VALORES DE LA EDUCACIÓN GEOGRÁFICA.
Pinchemel P.

La geografía ha sido considerada como un aspecto fundamental en la educación de los niños y los adolescentes. En casi todos los países del mundo forma parte del currículo. Pero actualmente muchas personas que practican otras ciencias han cuestionado porqué se debe seguir enseñando geografía y si ésta no ha sido ya superada por el desarrollo de otras disciplinas. Asimismo, si no necesitará cuestionar sus valores y sus contenidos a los que quizá les falte una renovación.
A partir de esos cuestionamientos a la geografía, se plantean dos temas amplios: ¿Cuál debe ser la naturaleza de la geografía y cómo contribuir a la educación de los estudiantes que vivirán, trabajarán y asumirán responsabilidades entre los años 2000 y 2050?
Cambios en el entorno de la enseñanza: Se refieren a que la tecnología actual ha cambiado por completo la forma de enseñar geografía: antes se usaban mapas murales, fotografías y más recientemente medios audiovisuales. Actualmente los datos, mapas, fotografías por satélites, todo se facilita para su enseñanza por medio de las computadoras.
Cambios en los estudiantes: De la misma manera, los alumnos de la actualidad viven en un entorno muy diferente al de hace cincuenta años. Las escuelas, los maestros, los libros de texto y los recursos didácticos ya nos son la única fuente de información; ahora cuentan con tanta y tan variada que incluso muchas veces su reacción es rechazarla.
El conocimiento del mundo también es desigual en la actualidad a causa de las diferencias de oportunidades. Por lo tanto, se debe ver la educación geográfica como parte integral de un proceso de educación, puesto que ésta debe posibilitar que un estudiante sea capaz de entender la vida en la tierra, desentrañando las relaciones y la organización espaciales hechas por el hombre. No puede limitarse a aquellos que de una u otra forma, esperan dedicarse a la geografía profesionalmente.
Cambios en el conocimiento geográfico: Hasta hace poco más de un siglo, los hombres todavía exploraban las costas de algunos continentes y se preguntaban sobre la posible existencia de una masa de tierra antártica. Ahora que el mundo ya ha sido suficientemente cartografiado y explorado, su población contada más o menos con precisión, y que se conocen sus recursos, la tarea del geógrafo ya no es descubrir nuevas tierras, o poner nombre a una montaña o enumerar las naciones de la tierra, sino entender cómo las sociedades humanas pueden resolver los problemas de organización espacial planteados por la población de la tierra y su desarrollo.
LOS FINES DE LA EDUCACIÓN GEOGRÁFICA.
En ocasiones existe confusión sobre el modo como debería desarrollarse la educación geográfica. Si como parte de una asignatura amplia de ciencias humanas o si debería ser la base de una asignatura integrada que incorporara a esas ciencias humanas.
En esta lectura se presenta una lista de principios sobre los cuales hay algún consenso y podría ser una muestra típica del pensamiento geográfico y, por lo tanto, podrían emplearse para estructurar su enseñanza:
Análisis de las localizaciones y distribuciones: Todos los fenómenos de la tierra, visibles o invisibles, controlados o espontáneos, están localizados como puntos, como zonas o como líneas. Cada fenómeno presenta un modelo de distribución. El análisis geográfico se ocupa de la descripción y explicación de estos modelos, investigando las causas múltiples que pueden encontrarse entre los factores humanos y físicos.
Análisis ambiental: Las sociedades humanas han establecido unas relaciones complejas con su entorno físico y biótico, sobre todo mediante la explotación de recursos naturales, las talas y rozas que permiten el cultivo, el establecimiento de granjas, plantaciones, asentamientos pequeños y ciudades.
El hombre está en interacción constante con su entorno; sin embargo, el alcance de su impacto depende de sus necesidades, su tecnología y su percepción de lo que constituye su medio ambiente. Esta percepción, a su vez, está influida por el sistema económico, político y social dentro de una sociedad concreta.
La experiencia nos ha enseñado que es más sensato trabajar con la naturaleza que contra ella y que hay que hacerse conscientes del delicado equilibrio conseguido por los ecosistemas naturales.
El estudio de la organización espacial. En geografía el entorno solía concebirse solamente como entorno natural o regiones naturales, sin embargo, el impacto del hombre en el entorno no se produce de manera anárquica, espontánea o al azar. Al contrario, su resultado se manifiesta en algunos modelos espaciales. El entorno no se percibe únicamente en términos de relieve, suelo o clima, sino también por su tamaño y su forma y se evalúa en términos de su accesibilidad en tiempo y costo. Los individuos, las familias, los habitantes de pueblos y ciudades y las naciones tienden a percibir, construir y dividir el entorno en regiones cuyos polos de atracción son centros de población, los cuales, a su vez, son la base de la organización espacial y, por lo tanto, de la diferenciación espacial.
LOS VALORES DE LA EDUCACIÓN GEOGRÁFICA
Se puede considerar a la educación geográfica como:
1.- Un valor absoluto, es decir valores inherentes a la geografía como una disciplina intelectual.
2.- Un valor relativo, esto es, valores propios de la geografía en relación con otras disciplinas, ya se enseñe separadamente o integrada en un plan más amplio de ciencias naturales o sociales.
EL VALOR RELATIVO:
a) El aprendizaje de la geografía depende del análisis de datos, algunos de los cuales se hallan concentrados y visibles, como los directamente observables en el trabajo de campo o indirectamente, por medio de fotografías. El maestro puede utilizar temas como por ejemplo el de la ciudad para el planteamiento multidisciplinar de la educación. La educación geográfica puede contribuir a este planteamiento por su interés en las materias espaciales y las técnicas que emplea, sus métodos cuantitativos, juegos, simulaciones y el trabajo de campo.
b) La geografía puede mostrar a los estudiantes de lo complejas que son las causas de los hechos, puede mostrarles cómo, en la búsqueda de una explicación a fenómenos, lo normal es la interacción de varios fenómenos.
c) El aprendizaje de la geografía ayuda al estudiante a entender su hábitat y los entornos cercanos y lejanos.
d) Con la geografía, el alumno puede descubrir la prodigiosa capacidad creativa del hombre.
e) La geografía puede demostrar cómo diferentes civilizaciones han tenido también una manera de estructurar el espacio y que cada manera puede entenderse y, por lo tanto, también respetarse.
f) La geografía también puede contribuir al entendimiento de la interdependencia fundamental de todos los países y a la necesidad de que cada individuo se como dependiente también de vecinos cercanos y lejanos y a hacerse caro también de los diferentes niveles de desarrollo en regiones, países y continentes también diferentes.

EL VALOR ABSOLUTO O INHERENTE
El análisis geográfico sirve de muy poco si no conduce en término último a la evaluación de los resultados de las acciones del hombre, ya que los objetivos que guían el doblamiento de algunas zonas y la explotación de sus recursos expresan algunos de los valores sostenidos por los hombres.
Esos valores a considerar son:
a) Valores económicos, que por lo regular llevan a la explotación de los recursos minerales, agrícolas, industriales y turísticos.
b) Valores sociales, que aspiran a limitar las desigualdades espaciales y las injusticias buscando evitar disparidades abusivas entre regiones.
c) Valores ecológicos, que se refieren al concepto de equilibrio dinámico de la naturaleza y su aplicación en situaciones donde interviene la acción del hombre.
d) Valores espaciales, que son los valores positivos concernientes a todos los aspectos del espacio.
El paisaje cultural se crea a partir de estos valores y mediante la acción de las fuerzas sociales, culturales, económicas y políticas. Por desgracia, muchas veces estos valores se basan en una ignorancia lamentable de la naturaleza del entorno.
Los fines y valores de la educación geográfica, aunque parezcan relativamente sencillos, no son fáciles de conseguir. Ningún habitante de esta tierra conseguirá una educación completa ni se convertirá en ciudadano autónomo y responsable mientras no haya adquirido una educación geográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada